Acerca de ‘Silenciosos túmulos de revelación’

No hay hola.

Sorprendente la manera tan rápida en que me salió este ejercicio 10: no tardé ni una hora en lograr un texto más o menos definitivo. En contra de ‘Los precios del avatar’, el borrador de este ejercicio 10 no ha superado las setecientas cincuenta palabras: al límite he llegado (y lo he superado) sólo en la posterior labor de refinamiento. El resultado responde al título de ‘Silenciosos túmulos de revelación’ y lo tenéis a vuestra disposición en la web de Literautas.

Pero hablemos de lo que se se supone trata la categoría de esta entrada: de la inspiración.

¿Qué ha pasado pare tener un texto tan rápido? En un primer lugar me tentó la posibilidad de agarrar uno de los relatos viejos que tengo en los que los libros tienen cierto peso (o mucho peso). Pero como eso supondría hacer trampas y pervertir el espíritu del ejercicio no me dejé llevar por la tentación. Debía trabajar en un texto original.

Así que pensé ¿muchos libros? ¿Muchísimos, hasta el infinito y más allá? Por supuesto ante eso no tardó mucho en venir a la memoria Loirith. ¿Qué es Loirith? Pues se trata del escenario que ideé para el único intento de novela que he perpetrado en toda mi vida. El texto resultante no merece siquiera la calificación de pestiño. Lo redacté hace…demasiados años, cuando empezaba en esto de escribir: por aquel entonces tenía ilusiones y carecía de abuela (ahora sigo sin abuela, que no ha resucitado, y las ilusiones se han evaporado). Por fortuna esa  basurilla nunca llegó a nada, rompiendo las relaciones con el editor que me la había pedido.

Que me pierdo: bajo el nombre de Loirith se oculta una abadía muy especial habitada por monjes no menos especiales, y situada en un lugar (cómo no) especial. No quiero dar pistas de más dado que puede que use ese trasfondo en futuros relatos. O incluso en la novela si algún día me decido a reescribirla, ya con una nueva perspectiva.

Como he dicho la novela nunca llegó a nada, pero sus escenarios e ideas base siempre están en mi mente como universo de creación, vinculado de forma más o menos tangencial con algunas historias que he pergeñado. Y con ésta historia, por primera vez, de una manera por completo directa.

El ejercicio exige una frase de diálogo. La frase sugiere que lo que no sucede ahora puede ocurrir otro año. Eso me llevó al concepto de periodicidad, de efemérides. Y sumando Loirith, los libros y algo repetitivo surgió este relato. Creo que para apreciarlo no hace falta saber de qué va la vaina de Loirith: quiero pensar que el relato permite intuir sin más ayuda externa buena parte del ambiente (insano, desproporcionado, enfermo, deforme, al mismo tiempo que riguroso, disciplinado, inflexible y cruel), así como la mezcla de extrañeza, nausea y terror que vive el protagonista.

Si lo he logrado me apunto un gallifante. Si no… a volverlo a intentar. Pero al menos creo que, al contrario que con ‘Los precios del avatar’ (y salvo muchas opiniones/críticas en contra), la redacción del texto enviado va a estar muy próxima a la definitiva.

Que ustedes la disfruten.

O no.

No hay adiós.

Post data: este texto lo redacté justo después de entregar el texto, hace ya casi un mes. Ahora que he recibido los comentarios creo que sí que debería ampliar su extensión y explicar más cosas. Así el texto ganaría en claridad y riqueza. Se ve que por mucho que yo así lo deseara, o se puede leer y disfrutar sin tener un poco más de contexto. Tendré que darle un repaso ya sólo por ese defecto. Aparte que tras una nueva lectura he encontrado erratas: las prisas son malas consejeras. Siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s