Comentarios del taller a mi texto ‘Silenciosos túmulos de revelación’

No hay hola.

Para el que no lo sepa, ‘Silenciosos túmulos de revelación’ supone mi segundo texto enviado al taller literario de Literautas. Y de hecho casi puedo decir que es el segundo relato íntegro y original que escribo desde hace años. Vamos, que ando bastante oxidado, o al menos eso creo.

En esta ocasión sólo me he encontrado con dos comentarios frente a los tres de la vez anterior: sin duda la razón de ello la encontramos en estas fechas tan dispersas y vacacionales. Pero dos mejor que nada.

Pero hablemos de lo que me ha llegado. De nuevo me encuentro con comentarios que tienden más a lo positivo que a lo negativo, quedando esa faceta reducida a dos detalles bastante concretos:

  1. Relación entre la extensión y las ideas incluidas en el texto: se quejan de que parece que no entra todo lo que quiero dar a entender, que algo se escapa.
  2. Uso de un léxico y diálogos que no encajan: uso de palabras raras o infrecuentes, e inserción de descripciones dentro de diálogos que ralentizan los mismos.

Voy a tratar de responder a las dos cuestiones. No estoy dando excusas, sino el porqué redacté en esos términos el relato en su día.

  1. Por desgracia los dos relatos que hasta ahora he mandado a este taller, si bien pretendía que tuvieran significado pleno (con un inicio, trama y desenlace definidos), pertenecen a algo mucho más grande. Desde hace tiempo me gusta idear universos, partir de una idea e irla enmarañando con más y más detalles, haciendo que lo que al principio sólo era una pincelada, un esbozo, se convierta casi en algo churrigueresco. Por desgracia ese vicio se ha ido apoderando poco a poco de mi manera de fantasear, provocando que cada vez me surjan menos ideas ‘sueltas’, ‘deshilachadas’, y por el contrario se me aparezcan me ocurren escenarios con mucha o muchísima complejidad, llenos de relaciones y subniveles de realidad. Vamos, como la vida misma, pero en este caso universos que sólo están en mi cabeza. No voy a decir que todo lo que pienso adopta un nivel de detalle de saga (dígase por ejemplo El Planeta de la Aventura de Vance, o la mismísima Canción de Hielo y Fuego de Martin, dos universos que tienen un nivel de detalle enorme… y jugosísimo), pero sí debo admitir que a medida que le doy vueltas a una idea me surgen mil y un detalles que la enriquecen y dan una consistencia casi real. Detalles que por supuesto se quedan dentro de mi cabeza. Tanto placer me supone imaginar detalles y subtramas que una vez se me ocurrió que debía escribir no relatos ni un blog, sino toda una wikipedia ficticia de uno de esos universos: en esa wikipedia podía empezar a alimentar dicho universo con todos esos detalles, nimiedades e interrelaciones que se me ocurrían y que encajaban unos con otros dándole coherencia. Por supuesto la idea se quedó en el tintero dado que carezco del tiempo físico para esa salvajada. Si algún día lograra mi sueño de vivir de la escritura quizá regresara a ella: sé que no tendría fin. Pero va a ser que no, que hablo de un sueño imposible. A lo que iba: intentar ambientar un texto de setecientas cincuenta palabras en uno de esos universos complejos y que no quede algo cojo se me hace muy difícil. Un texto de esa extensión, para que quede al cien por cien comprensible, requiere estar ambientado en un universo lo bastante popular (o real) para que el lector se adentre en él sin el menor esfuerzo. Lamento que con esos relatos que he mandado, cada uno de ellos inmerso en un universo diferente (el de Efímera y el de Loirith), aun no haya logrado ese cariz de familiaridad. Espero que para el siguiente la inspiración me lleve a algo más mundano y terrenal.
  2. Admito que el terreno de los diálogos es uno que, por más que leo de ellos y practico, se me hace de lo más pantanoso. No tengo capacidad para distinguir lo superfluo de lo directo: en mi cabeza todo detalle tiene importancia vital, adornando los diálogos con comentarios que en un principio considero de importancia. Por eso mismo (por buscar el detalle y la descripción más ajustada) a veces me pierdo con palabras inusuales o directamente rebuscadas. Sé que es un defecto, y poco a poco lo intento solucionar… pero la verdad, en el fondo me gusta usar palabras que van más allá del vocabulario del día a día.

No sé, pero al final sí que ha sonado un poco a excusa. Qué se va a hacer…

De todas manera agradezco muchísimo esos dos comentarios, que han sabido ver defectos del texto.

Espero ir enriqueciendo esos universos con más relatos, de tal manera que quienes los lean poco a poco se vayan acostumbrando a los mismos y puedan apreciar mejor el complejo mecanismo de relojería que albergan y que, a todos los efectos, los mueve. Mientras a seguir luchando porque no queden cojos, como los dos que hasta ahora he presentado.

Si alguien que se haya molestado en leer los relatos quiere dejar su propio comentario puede hacerlo aquí: será bienvenido y en la medida que pueda respondido.

No hay adiós.

———

Comentarios recibidos por este relato:

Primero.

Forma

Aspecto destacado positivamente

Tiene la capacidad de absorber un gran vocabulario y siempre encuentras la palabra adecuada para darle la ambientación correcta a tu historia.

Podría mejorarse

La forma de los diálogos se hace demasiado lenta… Considero que si eliminas las descripciones entre frase y frase el diálogo adquiere fluidez, muy necesaria para mantener al lector enganchado a tu historia.

Contenido

Aspecto destacado positivamente

La historia sumerge al lector en un ambiente místico medieval muy logrado, le hace plantearse mil incógnitas resolviendo sólo las de la superficie. Te animo a que desarrolles esta historia para que brille de verdad.

Podría mejorarse

Las incógnitas, aunque enganchan al lector, son un arma de doble filo: si te excedes con ellas consigues que quien lea no se entere de nada, y en última instancia aburrirlo. Debes dar una de cal y otra de arena: da incógnitas, resuelves y propón otras.

Opinión personal

Es una historia con mucho potencial, tienes una gran imaginación y tienes coherencia en las tramas, consigues que el lector se identifique con el protagonista… Pero considero que esta historia era demasiado compleja para solo 750 palabras. Desde aquí y como anónima, te animo otra vez a que la reescribas más larga, con todos los detalles que, seguramente, siguen dentro de tu cabeza. Desde ya me declaro tu lectora 🙂

Segundo.

Forma

Aspecto destacado positivamente

Has conseguido, sobretodo, dos cosas importantísimas; configurar un texto muy original y encajar las dos premisas del taller (los libros y la frase) de manera magistral.Además, los diálogos son más que correctos.

Podría mejorarse

En contrapartida, he de apuntar que al contar sólo con un espacio de 750 palabras y en tu caso, habiendo elegido unas palabras tan rimbombantes, queda como resultado un relato realmente complejo de leer y algo pesado en cuanto a ritmo se refiere. En tu texto ell lector tiene que ir comprendiendo a marchas forzadas de qué va todo el asunto de los hermanos, los hermanos odre, los silos, la consunción y demás. Y no digo que haya que utilizar un vocabulario de quinto de primaria y ponerle las cosas en bandeja a los lectores, pero sí facilitarles la lectura y comprensión, hacer agradable la lectura e insisto, sobre todo cuando tenemos tan poco espacio para explicarnos.

Contenido

Aspecto destacado positivamente

En cuanto al contenido, como te comentaba al principio, me ha resultado una historia muy original. Muy distinta y bien contada, centrada y bien descrita.

Podría mejorarse

Quizá, con más palabras hubiera hecho más hincapié en explicar toda esa organización que se vislumbra tras el oráculo y demás.

Opinión personal

Al principio no me ha gustado ni un pelo. No te voy a mentir, jaja. No soy una fanática del género, de echo, probablemente sea una detractora firme de la narrativa fantástica y sus demás subgéneros. Pero, en cuanto ha ido avanzando el texto me he ido animando. En general no me ha disgustado, me ha parecido un enfoque interesante ante la propuesta del taller.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s