Los sueños cautivos

Texto presentado al concurso La Ventana. Requisitos: un máximo de 100 palabras y debe de empezar por la frase ‘Érase una vez’, que no contabiliza para la extensión final.

Érase una vez. Así empiezan los cuentos de hadas. Algunos también arrancaban como la vida de Marta: en un orfanato, con el frío, el hambre y el maltrato como únicos compañeros.

Pero Marta, rebelde, escapaba de los muros de su realidad gracias a sus fantasías. Las pesadillas diurnas desaparecían llegada la noche. Entonces invocaba los ‘érase una vez’ y soñaba. Tejía vidas nuevas, ilusiones encarceladas.

Pasaron los años. Marta creció soñando fantasías reclusas.

Llegó el momento de abandonar el orfanato. En la calle comprobó que sus hijas, sus fantasías, habían quedado atrás. Pero tenía nueva compañía: la libertad. Nunca más engendraría sueños cautivos.

———

Licencia de Creative Commons
Los sueños cautivos by Juan F. Valdivia is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

¿Te ha gustado el cuento? Si quieres me puedes premiar con una donación: PayPal Donate Button

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s