Malditos formularios online que destrozan textos

V Edición de Microrrelatos Getafe Negro
V Edición de Microrrelatos Getafe Negro

No hay hola.

Hace unas semanas participé con un relato en el V Concurso de MIcrorrelatos de Getafe Negro (en una entrada posterior hablaré más de eso, que tiene tela). Ahora, un poco aburrido y otro tanto como curiosidad, me he metido en la web de Getafe Negro. En ella se puede encontrar la totalidad de los microrrelatos enviados a dicho concurso. Por supuesto me dispuse a buscar el mío. Y lo encontré… por decir algo: por completo descabalado, sin retorno de carro alguno.

Muestra de formato web relatos del V Concurso de Microtrelatos Getafe Negro
Muestra de formato web relatos del V Concurso de Microtrelatos Getafe Negro

Vamos, un despropósito. Pero no lo digo por el concurso, ni por el jurado: lo digo por la aplicación (la página web con el formulario para el envío de textos) que recoge los textos. La tienen que mejorar. Y hacerlo ya. Dicha página web (o motor o sistema o como se quiera decir) está alojada en Escuela de Escritores: tienen tarea para evitar ese maltrato a los textos de los participantes.

No hay adiós.

Post data: pensándolo con más calma se me ocurre que quizá no sea culpa de Escuela de Escritores. ¿Y sí la culpa la  han tenido los de Getafe Negro? ¿O se trata todo de un error al enviar los datos desde el formulario de Escuela de Escritores a la base de datos de Getafe Negro? Como lo ignoro con seguridad no voy a culpar a nadie. Pero sí estoy seguro de quienes son las víctimas: lectores y autores.

Anuncios

2 comentarios sobre “Malditos formularios online que destrozan textos

  1. ¡Vaya, se ve prefectamente cuál es el problema! La verdad es que yo no me animé a participar debido a falta de inspiración y de tiempo (la peor de las combinaciones), y me limité a echar un vistazo rápido a algunas obras. Durante dicha lectura me topé con textos así, pero supuse que sería error del autor y no le di mayor importancia; sin embargo, ya veo que el problema va más allá, pues no se limita a una cuestión de estética al estar todos los párrafos apiñados, sino que dificulta muchísimo la lectura (y más si hay gran número de diálogos).

    1. Hola, Lucía.
      Ignoro el origen del error: si está de entrada en el formulario de envío poco se puede hacer, salvo tocar el programa de la web. Pero si lo que se envía llega en buen formato a un primer sitio (ignoro cómo lo almacenan, pero a saber si es una base de datos, archivos de texto o qué) se trataría sólo de comparar lo enviado con lo publicado. Lo que creo que se llama labor de editor.
      Por desgracia, tal y como aparece, queda feo y desagradable tanto para lectores (que se llevan un mala imagen del autor afectado) como para el autor (que ve su obra mutilada o ensuciada).
      Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s