Comentarios a ‘La fuerza del Mascarón’

No hay hola.

Al fin han llegado los comentarios al relato que hice para la escena doce del taller de Literautas: debo admitir que los esperaba con más ilusión que otras veces. ¿Por qué? Pues porque llevo días revisando relatos viejos (algunos con más de diez años de antigüedad) y eso me cansa sobremanera. Quiero desempolvarlos e intentar sacarlos a la luz, pero ello requiere una concienzuda labor de poda y acondicionamiento, para algunos textos superficial pero para otros muy profunda (me niego a hablar de reescritura aunque la palabra se acerca a la realidad). El mamotreto con el que ahora estoy supera las veinticinco mil palabras y se me está haciendo cansado de revisar: corregir no es ni de lejos tan divertido como escribir. Al menos me consuelo con que lo estoy adaptando para ajustarlo a una serie de relatos que acabarán quizá algún día culminados en una novela. Así que la llegada de estos comentarios me da una excusa para dejar las hojas y el bolígrafo rojo aparte durante un rato.

Así que me he puesto a ver qué les ha parecido a tres compañeros mi ‘La fuerza del Mascarón’. De nuevo me he encontrado con comentarios en su mayoría positivos, pero no tanto como en anteriores ocasiones. ¿La razón? Pues la que ya apunté en el correspondiente ‘Acerca de’: el espacio. O más en concreto la carencia del mismo. Las normas del taller limitan a setecientas cincuenta palabras. El borrador inicial de este relato rondaba las mil. Llegar de ahí a las setecientas cincuenta ha supuesto tijera, mucha tijera. Y eso en un relato como el mío, de pura fantasías, supone un enorme pero. En el relato entran en juego muchísimos detalles (costumbres culturales, tecnológicas y políticas, por mentar sólo tres aspectos) que le son desconocidos al lector dado que por ahora están sólo en mi imaginación, no en papel accesible a todos. Esos aspectos en un texto más extenso se los podría introducir y presentar al lector sin problema, pero aquí no dispongo de espacio, de palabras. Con más extensión podría hablar, por ejemplo, de:

  • El tatuaje de Gus y de lo que implica la iniciación que ha sufrido.
  • Las funciones del medallón de Gus, así como las del emblema y el anillo del viejo.
  • El significado y responsabilidades de la labor de tutor de mascarones.
  • Describir los mascarones, su sistema de funcionamiento y su historia en Ashrae.
  • Los conflictos en el mar de Ashrae, entre los que están la amenaza de los piratas.
  • Dejar entrever qué horror ha descubierto el viejo en el barco pirata, una abominación tal que convierte al capitán (durante meses un individuo gélido y rudo) en un niño espantado y lloroso.

En resumidas cuentas: trasfondo, contexto. Que no suceda como si a un hombre de la edad media le metes de repente en un calle de una gran ciudad de ahora mismo. Sin ese marco referencial, ni el espacio para describirlo,  la historia pierde más de lo que creía. A la hora de recortar traté de solventar el problema eliminando referencias e intentando que quede en la medida de lo posible autoexplicativa, pero veo que no lo logré del todo. Por fortuna ayer inicié un proyecto paralelo a los relatos que con el tiempo ayudará a solucionar todos estos problemas.

También se me echa en cara que muestre más y diga menos: de nuevo ahí me encontré con que para mostrar necesitaba muchas más palabras que para decir, lo que me obligó a decir (el mayor pecado que puede cometer cualquier escritor; mea culpa). Maldito límite de extensión.

Otro ‘error’ que se me ha comentado es el relativo al vocabulario. He decir que en eso hay error alguno: he usado de manera premeditada y consciente todos los términos marinos. Pretendía darle más credibilidad al texto, aparentar que quien escribía sabía algo de la vida en un buque de vela. Y la realidad es que me he cortado de meter más palabras de ese tipo: sobre todo porque no he encontrado bibliografía que me lo permitiera en los plazos en lo que he escrito el relato. Un buen diccionario naval y alguna guía de cómo era la vida en un barco de vela está dentro de los libros que necesito conseguir. Lamento que dicho uso de términos navales haya supuesto un problema (parece que no del todo menor), pero formaba parte de la ambientación.

Con todo ello me queda muy claro que el relato pide a gritos más palabras, más extensión de tal manera que se aclaren las referencias ocultas y aporte detalles de ambientación. En cuanto pueda me pongo a ello porque quiero dejarlo bien acabado.

En definitiva, sin ser tan positivos (si bien las conclusiones a las que llegan los tres lectores es de satisfacción: abajo, después del ‘no hay adiós’, copio&pego los comentarios para que los podáis leer) como en otras ocasiones no me siento ni de lejos descontento de ellos: ponen en relieve el fallo del texto, una demasiado reducida extensión para todo lo que incluye. Vamos, que de tanto resumir y resumir el texto quedó mal. O regular.

Espero que para el siguiente ejercicio no tenga que sacar de nuevo las malditas tijeras.

No hay adiós.

Comentarios recibidos por este relato:

Primero.

Forma

Aspecto destacado positivamente

Indudablemente, el aspecto que se destaca es el de la estructura. Muy bien marcados, el comienzo, el nudo y el desenlace.

Podría mejorarse

Creo que ganaría más fácilmente la complicidad del lector si le mostramos las escenas en lugar de narrarlas. Por ejemplo, mostrar al capitán dando órdenes de izar la vela en vez de contarlo: “El viejo ladraba…” Por otro lado, no me parecen afortunadas algunas imágenes. Por ejemplo, la habitual frialdad del capitán se transforma en flaqueza, “parecía una moza histérica”.

Contenido

Aspecto destacado positivamente

Me ha gustado la pasión del personaje, Gustaf, que termina dando su vida para salvar a sus compañeros en vez de ascender a capitán como soñaba: “yo bramaba como un segundo viejo”.

Podría mejorarse

Revisaría el léxico..Restallar órdenes o el viejo ladraba ordenando en vez de decirlo de manera directa y sencilla, gritar, vocear, dar voces o gritos. Dificulta un poco la lectura el exceso de palabras relacionadas con el ámbito de la navegación: foque, bauprés, sentina.

Opinión personal

He disfrutado de la lectura de este cuento fantástico. Los hombres de mar pertenecen a una casta de hombres que no dudan en dar su vida para salvar la de sus compañeros.

Segundo.

Forma

Aspecto destacado positivamente

El dominio del vocabulario naval me parece muy adecuado. Además combina muy bien el relato de la escena a través del protagonista con los escuetos diálogos del resto de la tripulación.

Podría mejorarse

La verdad es que lo encuentro correcto, en un espacio reducido se describe el barco, los diversos personajes, el proceso de iniciación en una orden… y todo con una coherencia interna adecuada.

Contenido

Aspecto destacado positivamente

Destacaría el hecho de desarrollar una historia tan compleja y con un sentido completo en tan pocas palabras. Así mismo me gusta el uso de la ironía, después de salvarse con una sola palabra mal empleada “Parad” el destino del protagonista da un giro drástico.

Podría mejorarse

No sabría mejorar nada, la historia me parece compleja, fácil de leer y adecuada. Tendré que aprender vocabulario marino para la siguiente.

Opinión personal

Me ha gustado mucho su historia, de las tres que he leído ha sido la mejor desarrollada y probablemente la más original. Enhorabuena.

Tercero.

Forma

Aspecto destacado positivamente

El lenguaje utilizado y el tono están muy bien empleados en esta travesía marítima. Al igual que el juego de palabras y el uso de comparaciones bien elaboradas le otorgan originalidad y fluidez a la narración.

Podría mejorarse

Agregaría algunas descripciones mas detalladas sobre los mascarones y los personajes. En mi opinión eso facilitaría el logro de una mejor comprensión de algunas escenas que no quedan demasiado claras. No se entiende el dicho al final del texto y genera un vació en la historia.

Contenido

Aspecto destacado positivamente

Una idea original, ilustrativa e interesante. Destaco sobre todo el final inesperado, dramático y sorpresivo. Los personajes se vuelven interesantes con el pasar de la historia, sobre todo el capitán, que esta bien elaborado en su manera de expresarse y actuar.

Podría mejorarse

Se podría mejorar en el aspecto histórico de la obra, tratar de brindar mayor información de lo que esta ocurriendo, donde esta ocurriendo, pues los datos provistos son insuficientes y genera algunos vacíos en la historia.

Opinión personal

La primera lectura me resulto un poco aburrida, no me gusto lo que leía pues no lo comprendí. Después de leer un par de veces y situarme mas profundamente en el relato me encontré con una narración mas interesante y original. Salvo algunas correcciones que haría, la historia me gusto mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s