La mejora de ‘La extraña conquista de BaradSar’ deriva en posible novela corta

No hay hola.

Admito que estoy sorprendido. Sin pintarlo me he metido de lleno en la escritura de una novela: preparando una versión mejorada del cuento ‘La extraña conquista de BaradSar’ me he dado cuenta de que metía más y más palabras, más y más detalles, más y más trasfondo y personajes. He preparado un primer borrador que apenas engloba el primer párrafo del cuento, y ya llevo en eso cinco mil cuatrocientas palabras. Se dice pronto: 5.400 palabras para narrar lo que en el cuento no supone ni un párrafo.

Y para llegar a ello me he visto obligado a investigar las tradiciones y vestuario de los nómadas de la época del Imperio Mongol. Sé que deberé empezar a organizarme: la historia sobre todo es la evolución de un personaje en una misión individual, pero no quiero dejarme llevar por los viejos hábitos, el no llevar apuntes y el depender mucho de la improvisación. La improvisación me parece perfecta para un cuento (mis cuentos tienen muchísimo de ella) pero para algo que con facilidad va a superar de lejos las extensiones con las que suelo trabajar no debo permitirme ese nivel de caos.

Ahora mismo he acabado con el guión básico, una secuencia de escenas descritas más o menos. Me salen un total de veinticinco. Si siguen la media de extensión de las escenas que he creado hasta ahora eso supone unas mil trescientas palabras por cada una de ellas (también debo decir que a todas luces hay escenas bastante más largas, de más acción, pero hasta no tener borradores medio definitivos mejor no me meto en cálculos más exactos). Las mates dicen que eso da más de treinta y dos mil palabras de borrador. Como me conozco sé que eso se alargará en torno a un veinte por ciento más. Vamos, que puede que se plante por las cuarenta mil palabras. En otras palabras: una novela corta.

Espero poco a poco ir avanzando en esto, a ver cómo sale. Con un poco de suerte espero tener un texto más o menos definitivo para primavera, una historia de fantasía medieval con tintes oscuros e incluso de terror/horror.

Mientras tanto a seguir trabajando.

Antes de acabar esta entrada debo darles las gracias a la gente de Literautas, sin cuyo impulso creativo no me hubiera lanzado de nuevo a escribir de la manera que lo hago ahora. Muchas gracias.

No hay adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s