‘Fuerza de mascarón’, de Literautas a Tierra Quebrada (en forma de serial)

No hay hola.

Pues sí, tal y como reza el asunto de esta entrada mi cuento ‘La fuerza del mascarón’, rebautizado a ‘Fuerza de mascarón’ y dejando las setecientas cincuenta palabras de Literautas para superar de largo las dieciséis mil, aterriza en forma de historia seriada en la web Tierra Quebrada. Se publicará por capítulos con periodicidad semanal todos los viernes a las 11:11. Teniendo en cuenta que la inmensa mayoría de las entregas no llegan a las mil palabras de longitud, los viernes dispondréis de una lectura corta y amena que se puede disfrutar en cualquier momento y lugar. El primer capítulo ya está en la red, con una presentación inicial del protagonista y en el que escucharemos el grito que desencadena la historia (grito que los lectores de la versión anterior ya conocerán).

No voy a decir que el relato actual tiene poco que ver con el original, no. La verdad sea dicha, esas dieciséis mil palabras han crecido en torno al texto original, creando un escenario mucho más detallado, tratamiento de personajes incluido. El protagonista se he vuelto más de carne y hueso, así como –creo haberlo logrado– el capitán y los propios mascarones, junto al barco pirata. Se han añadido escenas que sitúan el trasfondo del viaje e incluso se ha insertado una escena por completo nueva y que atestigua la amenaza que escondía el bajel pirata. Vamos, que lo añadido creo que no dejará indiferentes a los lectores de la primera versión, espero que gustándoles esta mucho más.

Escribir este cuento ha supuesto un esfuerzo añadido, sobre todo en el apartado de documentación: siempre me ha encantado leer a William Hope Hodgson y sus historias de terror marino, pero afrontar una historia ambientada en un barco de época, narrada por un marinero y que tanto su manera de reaccionar y de halar quede creíble ha implicado leer decenas de textos más o menos técnicos. Sé que alguien que lea el cuento y tenga experiencia en navegación encontrará fallos en el mismo: lo siento mucho, pero he hecho todo lo posible por ceñirme a lo que he creído entender de ese mundo tan complejo y hermoso como es el de la navegación. Si algún día se me permite dedicarme profesionalmente a esto de la escritura sin duda le dedicaré más tiempo a la documentación en algo tan ajeno a mí como los buques de vela de época.

Como pequeño aliciente a los que ya empiezan a conocer mis textos y estilo (que ya sé que haberlos haylos , gracias al taller de Literautas) aclarar que el cuento sirve para adentrarse un poco más en ese universo mágico mío llamado La Voluntad. Este poder aparece en acción en el cuento de dos maneras: una directa y nombrada, y otra intuida; la primera creadora y hermosa, la segunda violenta y fantasmal. Puede que toda ella sea lo mismo. O quizá no: sólo el capitán Lupus Larsenbar vio lo que vio. E incluso así quizá ni siquiera él sabe lo que vio.

No me voy a extender más, prefiriendo dar paso a esta primera entrega de ‘Fuerza de mascarón’, un cuento ambientado en el mar en el que la magia sólo es un elemento más dentro de una lucha de supervivencia. Espero que os agrade. Como siempre, espero vuestros comentarios.

No hay adiós.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s