Comentarios a ‘La erosión’

No hay hola.

De nuevo toca publicar los comentarios que mi último relato para Literautas, ‘La erosión’. De nuevo he de decir, y ya octava vez, que prima lo positivo. Además me enorgullezco de contar con un magnífico comentario, muy trabajado. Todo un lujo: muchas gracias al comentarista, sea quien fuese.

Como digo, sigo con el pleno de comentarios positivos a mis relatos. Ocho de ocho. El ego me crece. A ver si eso se transforma en algo tangible 😉

Ahí vamos con mis respuestas a los comentarios:

  • Lo del domo: admito que a veces uso palabras que, si bien para mí son normales (no diré cotidianas pero creo que la idea se capta), para otra gente no resulten familiares. Un error muy grave que me cuesta evitar.
  • Lagunas en el argumento: no hay algunas, sino que muchísimas. Crear en setecientas cincuenta palabras una historia de corte fantástico en un universo diferente al cotidiano, lograr que se entienda de una manera mínima como para, además, introducir una historia con su detonante, su trama y su conclusión cuesta mucho. Creo que esto mismo ya lo he dicho más veces, y también seguro que lo repetiré: no puedo considerar esto un error, sino más bien un hándicap derivado de la limitación de palabras.
  • La frase del inicio del cuento: pero vaya problemón. En serio: casi es lo que más me ha costado, y aun así no me gusta nada. No diré que me parece una mierda, pero casi. No se me ocurría ninguna con el suficiente gancho. Así quedó de cutre. Sorry.
  • Luego está la condenada frase ‘del contraste’: entre que sobra el ‘lo’ y la propia expresión de ‘coloreo el contraste’, nada acertada, queda muy claro que entre lo que tenía en la cabeza (los sentimientos afectado a lo visual) y lo que plasmé hay una diferencia enorme.

Bueno, esto no da para más por este mes. De todas maneras siguen llegando palabras positivas dentro de los comentarios del propio relato, lo que ayuda más aun. Muchas gracias a todos.

No hay adiós.

Comentario 1

Forma

Aspecto destacado positivamente

Formalmente la historia se presenta desde los primeros párrafos. Sin embargo ese presente se desvanece, sin cambiar el tiempo verbal, utilizando el diálogo para el salto temporal hacia el pasado. De esta manera los tiempos fluyen de manera sencilla y casi visual. Luego vuelve al presente con un “hasta esa mañana:” Como un punto y aparte. Retoma la historia en donde la había dejado, la desesperación y se dirige a la resolución. Muy bien ese salto. También me gusta el uso que le das al narrador omnisciente. Lo sabe todo. Sabe que está deprimido, pero se hace preguntas: ¿qué ha fallado? ¿Sólo él ha resistido al Mal? ¿Podría él imitarles? Preguntas que le dan una cierta agilidad, ya que pese a no ser diálogos estrictamente, sí crean un diálogo del narrador consigo mismo. Interesante.

Podría mejorarse

En cuanto a aspectos a mejorar formalmente no se me ocurren ya que los defectos que le he encontrado (si es que los hay) son más de tipo argumental. Si acaso, la utilización demasiado temprana de la palabra “domo” (la he buscado en el diccionario) en lugar de su sinónimo cúpula. Yo habría puesto primero el término cúpula y en las siguientes ocasiones habría dejado caer lo de domo, pero el lector ya sabe que hablamos de una cúpula, con lo que el cultismo cumple mejor su función. Quizás sea por el latín domus (casa) por lo que al principio pensé que hablabas de una casa. Evidentemente así el texto perdía su sentido. Pero, vamos, es sólo una opinión.

Contenido

Aspecto destacado positivamente

En cuanto al contenido me ha gustado la estética comic. Me ha gustado mucho alguna imagen, una de ellas incluso cómica, con los zombies (peregrinos) acudiendo y marchando según si el personaje se sentaba o no. Le he imaginado sentándose y levantándose como un chiquillo jugando con sus bichillos. Por otra parte me parece bellísima la última imagen, la de la sonrisa de la muerte por el triunfo del tiempo frente a la voluntad (o no)

Podría mejorarse

Por la parte crítica, el argumento, a mi entender, creo que tiene algunas lagunas lógicas. Cuántos años tiene el protagonista? Cuántos años, cuántas décadas, lleva bajo la cúpula? A qué edad le encerraron? Quién construyó la cúpula? Cuánto tiempo tardaron en hacerlo? Imagino que sería una situación de auténtica psicósis de gente sana aterrorizada (nadie construye una cúpula por si algún día llega el mal y menos aún si eres de los malignos) Porque no parece que una obra semejante se hiciera en cuatro días. En cuanto a la psicología del personaje, estoy pensando ahora en los casos de presos con cadena perpetua, parece que la situación de desesperación ocurre en fases intermedias. Si el “preso” ha pasado la mayor parte de su vida bajo esas condiciones o ya se ha adaptado o se ha vuelto loco o se ha quitado de en medio hace tiempo, por lo que no parece que quepa la desesperación. Por eso me convence más lo que apuntas al final: cansancio. Yo lo vería más como un cansancio desolador, no desesperado. Es el cansancio del que abre la puerta y se adentra sin prisa en su paisaje cotidiano para morir con los ojos cerrados. Y un detalle más, y aquí creo que te has dejado llevar por la fuerza de la imagen, pero se contradice con lo que habías escrito con anterioridad. Los peregrinos se acercaban a la cúpula si él se sentaba en el banco. Y de repente, se agolpan todos a morir a los pies de la cúpula creando una enorme montaña de cadáveres y huesos. La imagen es sin duda muy fuerte e impactante, pero no está explicado por qué se agolpan para morir “por segunda vez”. ¿Estaba el personaje sentado en el banco todo el rato?

Opinión personal

En fin, en conclusión, es un texto, sin duda, muy interesante. Me recuerda en la temática a “Soy leyenda” (no sé si lo has leído o has visto alguna de sus múltiples versiones cinematográficas). Un saludo.

Comentario 2

Forma

Aspecto destacado positivamente

Sin faltas de ortografía, a penas algunos cambios que comentaré después, el ritmo es muy bueno y la historia está muy bien construida.

Podría mejorarse

Al principio “De repente el viejo superviviente pudo poner nombre…” yo lo cambiaría por “Por fin el viejo superviviente pudo poner nombre…” tiene más fuerza ya que por fin se usa después de una larga espera y de repente puede usarse en una espera muy corta. “El Mal se adueñó de todo, sus hordas de peregrinos surcando la tierra.” surcando creo que no queda bien debería de ser surcaron por la forma de la frase “La desesperación lo coloreó el contraste de una manera tan potente que, aturdido, tuvo que sentarse.” coloreó el contraste ¿? ¿qué quieres decir con esto?

Contenido

Aspecto destacado positivamente

Muy buena historia, el argumento es genial. Creo que has sabido sacarle todo el partido posible a la escena. Felicidades.

Podría mejorarse

En una versión sin limite de palabras podrías dar más información acerca del anciano superviviente, ¿quién fue?, ¿por que lo encerraron en la cúpula a él no a otro?, etc.

Opinión personal

Me ha gustado mucho tu relato, muy post-apocalíptico, justo lo que vende ahora. Te animo a que sigas escribiendo y espero leerte.

Comentario 3

Forma

Aspecto destacado positivamente

Me parece un texto imaginativo, con un tono apropiado para la historia apocalíptica que nos cuenta. Tiene también un buen ritmo, que nos hace acompañar al anciano en su desesperación.

Podría mejorarse

Hay algunas frases que no tengo muy claro si están bien construidas. Por ejemplo: “La desesperación lo coloreó el contraste de una manera tan potente que, aturdido, tuvo que sentarse” ¿Sobra ese “lo”?

Contenido

Aspecto destacado positivamente

Sobre todo la ocurrencia de a partir de la imagen de un parque y un periódico llevarnos a un post-cataclismo zombi y aprovechar eso, como suele hacerse en las películas de zombis, para tratar los conflictos humanos, en este caso soledad, desesperación…

Podría mejorarse

Creo que al ser un texto tan corto e intentar explicar tantas cosas el fondo de la historia pierde fuerza. Es complicado encontrar un equilibrio, ya que con poca información el lector puede perderse. Falta sobre todo mostrar algo, una escena concreta que nos haga ver esa desesperación. Como siempre : ”mostrar más, explicar menos”

Opinión personal

En mi opinión es un texto con posibilidades, pero como ya comenté creo que necesita una reescritura centrando el tema, buscando una escena que transmita lo que quiere contar. Por ejemplo podría ser que ese día sea el aniversario de su encierro, que coincidiría con la fecha del periódico. La reescritura es el camino 😉 Un saludo y felicidades.

 

Anuncios

Un comentario sobre “Comentarios a ‘La erosión’

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s