• Libros Libres, magazine pulp

    Banner de la revista Libros Libres
  • Visiones fugaces: recopilación de microcuentos

    Visiones fugaces: recopilación de microcuentos
  • Renaissance: El nuevo ciclo de los mitos

    Renaissance: El nuevo ciclo de los mitos
  • Argonautas: I Antología y I Artbook

    Argonautas: I Antología y I Artbook. Nuevos ilustradores, nuevos autores. Y entre ellos este humilde servidor. ¡Sí!
  • Estoy en GoodReads

  • Esquirlas de Vacío

  • Si has caído en la sima ¿donas?

    PayPal Donate Button
  • Licencia Creative Commons

    Safe Creative #1410200141127

  • Anuncios

Acerca de ‘El interrogatorio de la momia’

No hay hola.

Este ‘Acerca de’ va a empezar de una manera un poco diferente. De entrada invitaros a leer el cuento que he preparado este mes para el taller de Literautas. Aquí lo tenéis: ‘El interrogatorio de la momia’. Venga, a leer.

¿Qué? ¿Ya lo habéis leído? Venga, os espero un poco más.

Seguro que, si lo he hecho mal, tenéis la sensación de que algo os ha faltado, que algo se os escapa.

Bien, voy a ello.

El cuento se encuadra dentro de mi universo de La Voluntad. Eso no supone ninguna novedad, por supuesto. Pero se da la circunstancia de que en ‘El interrogatorio de la momia’ hago referencia de manera explícita a otros dos cuentos, y a dos partes de mi imaginario personal. Uno de ellos, ‘El mentiroso’, sí que está inmerso de manera clara y directa en ese universo; el otro, ‘El hombre de la grímpola’, no tanto, ya que aparece a algunos cuentos que he escrito muy inspirado por mi adorado William Hope Hogdson. Pero en ‘El interrogatorio de la momia’ se da el caso, o al menos eso pienso a toro pasado, que para comprender el cuento hay que conocer esas dos historias de manera casi necesaria. ¿Alguien que haya leído ‘El interrogatorio de la momia’ sin conocerlas me lo puede confirmar?

Sé que esa necesidad puede hacer que el relato se considere fallido. He intentado que tanto la referencia a El Mentiroso como al mito de la grímpola no supongan demasiado lastre para la narración. Al contrario, intenté que se centrara en la impotencia de los protagonistas al no lograr su objetivo de interrogar al otro personaje y la frustración ante la necesidad de que el último personaje tomara las riendas de la situación (y de paso revelara parte de la verdad de lo que ocurre). Pero me da que no lo he logrado.

Espero que alguno me lo diga.

Sin más, eso: invitaros a leer el cuento.

No hay adiós.

PD: En breve colgaré aquí la continuación de la historia, que preparé para la otra web de relatos en la que participo, ELDE. Ojalá ese otro cuento no resulte tan críptico.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] unos pocos detalles mejorables, que he introducido. Como ya dije en su día, este relato tiene un par de relaciones con otros cuentos, como este, este y este. Os recomiendo leerlos para sacare pleno jugo al […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Wolfdux's Lair

Blog de relatos

Las lecturas de Miss Iracunda

Libros que leo y otras historias

La desdicha de ser salmón

Pequeñas Literaturas por Aurora Losa

Miss Iracunda

Relatos perversos, macabros y peculiares.

A %d blogueros les gusta esto: